¡Aprovecha el verano, para fortalecer el Sistema Inmunológico de tu familia!

Generalmente cuando hablamos de verano lo asociamos al buen tiempo y esto nos hace pensar en que nuestro sistema inmunitario está menos expuesto a las infecciones. Sin embargo, en el presente ante un panorama diferente de pandemia nos enfrentamos a cambios de hábitos, muchos hemos estado muy resguardados en nuestros hogares y de pronto decidimos salir de paseo, cambiar nuestra seguridad hogareña y darnos un paseo veraniego, exponiéndonos a sufrir fuertes contrastes de temperatura por los aires acondicionados, cambios de climas o por los baños en piscinas o en el mar.


Es importante tener en cuenta que, en ciertas épocas del año, especialmente en verano, nuestro cuerpo y nuestro sistema inmune necesitan un empujón que les ayude a hacer frente a las altas temperaturas, a una posible deshidratación y a la falta de nutrientes.


Del mismo modo que las personas necesitan un tipo de vestimenta u otra dependiendo de la época del año, cuando llega el verano nuestro sistema inmune también necesita que adaptemos la alimentación, teniendo en cuenta que con el calor, el desgaste calórico y la deshidratación son mayores.




El verano es una época ideal para tomar esas merecidas vacaciones que nos liberan del agobiante estrés que juega un papel negativo en nuestro sistema inmunológico y que tiende a disminuir su capacidad de respuesta frente a microorganismos externos, lo que podría suponer un aumento de nuestra susceptibilidad a las infecciones.


Hay que tener en cuenta que, el sistema inmunitario es una compleja y delicada red de células y proteínas (anticuerpos) que funciona de manera coordinada y que, durante los meses de verano, puede verse afectada negativamente por muchos de estos factores.

Si queremos disfrutar plenamente de nuestras vacaciones y reducir el riesgo de que un resfriado nos deje sin nuestro merecido descanso, es importante que reforcemos de forma integral nuestras defensas también en esta época del año.


Para ello, es recomendado tomar alimentos que contengan Vitamina C y Zinc pues la combinación de ambos ayuda a reforzar la primera y segunda línea de nuestras defensas.

Si, a causa de nuestro estilo de vida, nos es difícil introducir estos alimentos en la dieta diaria, podemos echar mano de suplementos alimenticios que contienen estos nutrientes y que ayuden a reforzar nuestro sistema inmunitario.





Te dejamos algunos consejos prácticos para tus escapadas de verano:


-Aumenta el consumo de alimentos más ricos en agua y vitaminas A, C y E, como son las frutas, verduras y hortalizas.

-Recurre al uso del ajo, el jengibre o especias como la cúrcuma, el comino, el orégano o la pimienta para condimentar tus platos. Te aportarán propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, ayudan a controlar las bacterias y, sobre todo, ¡refuerzan el sistema inmune!

-Necesitamos una media de entre 2 y 2,5 litros de agua al día para que nuestro cuerpo funcione correctamente.

-Una buena hidratación es esencial para el mantenimiento de la termorregulación y de las funciones físicas y cognitivas, además de contribuir a la digestión, absorción y circulación de los nutrientes para alimentar las células de nuestro organismo.

-No olvides tus suplementos alimenticios que te aportan las vitaminas y minerales necesarios para apoyar a tu sistema inmunológico.

Y a disfrutar del verano se ha dicho, siempre con las medidas de precaución y junto a tu burbuja familiar!

13 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo